Jairo Eduardo Carrillo

Director, Guión, Investigación, Montaje, Productor

abracaribe@hotmail.com


Jairo Eduardo Carrillo nació en Cúcuta, Norte de Santander, un 29 de noviembre. Es egresado de Comunicación Social de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, con una Maestría en Animación Digital en London Guildhall University. En 1994, comenzó su carrera en la televisión colombiana como asistente de dirección en la novela María Bonita. En 1995 con el video La FamiliaMotta, gana su primer premio en el IV Festival Franco Latinoamericano de Videoarte, en la categoría de mejor video colombiano. En 1996 retornaría a la televisión como asistente de dirección de la serie Cartas a Harrison.
 
A lo largo de su carrera ha mostrado un profundo interés por la docencia. Fue profesor en la Universidad de Coventry en Inglaterra, donde realizó varios proyectos de animación digital interactiva, entre ellos “3d Music” en colaboración con la Orquesta sinfónica de Londres, el cual fue reseñado en varios periódicos de Inglaterra y fue llamado “un feliz híbrido entre el juego de video Fantasía Final y la película Fantasía de Disney”, por The New York Times. Por ocho años trabajó en varias universidades de ese país y actualmente, es profesor del departamento de diseño de la Universidad de los Andes. También fue becario de la Fulbright, Colfuturo y PROIMAGENES Colombia para hacer una maestría en producción de cine en Columbia University, a partir de septiembre de 2011.

Tiene un talento especial para trabajar con los niños, interesándose particularmente en propiciar que ellos expresen sus ideas a través de la narración usando animación por computador. Desde 1999 realiza una investigación sobre los niños y el conflicto armado, que culmina en el cortometraje animado Pequeñas voces (2003), estrenado en el Festival de Venecia y ganador de 8 premios internacionales. Éste sería el punto de arranque de Pequeñas voces, el largometraje animado en 3D.
 
Como cineasta ha sido codirector de las películas Muertos de susto (2007) y Dios los junta y ello se separan (2005) junto a Harold Trompetero Saray; y director del cortometraje documental animado Hospital, con el que recibió el Premio Plata en el Flagstaff International Film Festival (Arizona-USA) en 1998. De un tiempo para acá, se encuentra preparando la producción de su segundo largometraje, La olla, el cual habla sobre la visión que cuatro niños desplazados, habitantes de Ciudad Bolívar, tienen sobre Bogotá. Para este proyecto ya recibió un estímulo de Producción de Largometrajes del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico –FDC- de Colombia en 2010; éste será producido como una película de títeres bocones en 3D, en el transcurso de 2012.
 
Sobre el proceso del largometraje Pequeñas voces afirma: “Sacar a flote una película en Colombia es difícil y sacar una película en animación es extremadamente difícil por los presupuestos, por los largos tiempos, etc. Se tomó el tiempo que era necesario, si la hubiéramos sacado hace 2 años, de pronto no se hubiese visto en 3D. Todavía no había llegado esta técnica a popularizarse. El proyecto fue lento, pero es que el cine es lento muchas veces, para uno poder rumiar las ideas. Levantarse la plata es lento; a veces los proyectos nos dicen cómo son sus tiempos y no nosotros a ellos”.